Un poco de historia

Se dice que el hogao es un gran ejemplo del mestizaje en Colombia y  América latina, ya que el tomate es originario de los andes, y ampliamente cultivado por los aztecas en México, y la cebolla larga o junca viene de Gales, aunque es originaria del sudeste asiático, por lo tanto esta es una preparación que mezcla dos mundos dando como resultado uno de los mejores sabores de nuestra gastronomía.

El hogao en Colombia tiene muchos nombres y formas de preparación, con ingredientes adicionales según quien lo prepare, por ejemplo si le agregamos queso rallado se convertiría en el llamado “chorrio” de la cocina cundiboyacense. En algunos lugares se le llama hogao, en otros le llaman hogo, rehogo y en muchísimos lugares de Colombia lo denominan como guiso, es mas en Antioquia han adoptado el hogao como original de ellos, quienes agregan casi  2 partes de aceite por sofrito y hace una emulsión perfecta con el mismo sabor y una untuosidad única, pero creo que se armaría una guerra si intentamos encontrar el origen verdadero del hogao en Colombia. Ya que se ha extendido por todos los rincones de Colombia, y es indispensable para su gastronomía.

Sin duda el hogao es la salsa, la base y el acompañamiento más importante de Colombia,  toda preparación que lleve esta salsa le denominamos a la criolla, por que es una preparación que hace parte de nuestra cultura, desde  nuestros antepasados hasta el día de hoy, en cualquier restaurante de cocina regional colombiana y en cualquier hogar colombiano sin importar su nivel social.

hogao

hogao

 

 

El hogao básicamente es una salsa a base de tomate maduro y cebolla larga pero como todas nuestras recetas en mi casa, en mi tierra, mi abuela y mi mama lo preparan mejor.

Tamal Valluno

Tamal Valluno

los ingredientes mas comunes que se ponen en las diferentes recetas, según región y preparación, mezcla varios tipos de cebolla, pimentón, ajos machacados, aji dulce esto por parte de los vegetales, perfumando con hierbas como el cimarrón, cilantro y orégano con destellos de comino, pimienta dulce y «azafrán» que en realidad es achiote pero la mayoría de las abuelas lo confunde con este costoso ingrediente denominado como el oro de la cocina.

En nuestras costas es muy común el agregado de leche de coco para guisos con pescado, mariscos y gallina y aunque suene triste de tortuga.

En estas espectaculares mezclas mejoradas por los años, la globalizacion ha hecho que nuestras incansables cocineras, agreguen un poco de caldo «maggi» para dar mas sabor y salsa inglesa, vinagre y mostaza para dar algunos matices mas sofisticados

Pin It on Pinterest

Share This