Debo confesar que en todos los libros y clases sobre café que he estado, siempre se habla sobre el Kopi Luwak y se dice que viene de Sumatra. Pero fue hasta mis ultimas vacaciones que supe que Sumatra era una de las mas de 17.000 islas que tiene Indonesia y por ende es común que en otras islas también se produzca. Para mi sorpresa el hotel donde me hospede ofrecía excursiones a un cultivo en la Isla de Bali.

Civeta durmiendo

Civeta durmiendo

Había tenido tiempo de explicarle a mi madre que visitaríamos un cultivo del café mas costoso del mundo y el porqué era tan caro, pero para nuestros 5 compañeros europeos de aventura les tomo por sorpresa que iban a probar un café salido literalmente de las heces de un animal. Si eso es el Kopi (Cafe) Luwak (civeta), la civeta es un mamífero que se alimenta de insectos, frutas y granos de café. Este animal sale todas las noches y se alimenta de los granos maduros de café y mientras hace su digestión  las enzimas presentes en su estomago rompen las proteínas que producen su amargor y aportan sabores especiales al grano de café, que luego es expulsado en un campo de mas de 10 hectáreas de extensión y cada noche 30 campesinos o lugareños deben buscar los excrementos uno por uno, recolectando no mas de 1 kilo cada noche, sin lavar, ni tostar lo cual lo convierte en una tarea bastante difícil. aunque no son difíciles de encontrar pues su forma es bastante curiosa…

Al terminar esta visita, fuimos a almorzar y nos ofrecieron un plato llamado Nasi Campur que traía una galleta llamada rempeyek con manís fritos enteros y varios de los visitantes no fueron capaces de probarlo, pues no podían sacar esa imagen de su cabeza.

Para tranquilidad de todos, luego de lavar muy bien los granos de café,  se tuesta de manera artesanal en un fogón de leña muy caliente, por una anciana de 82 años, quien lleva toda su vida tostando ligeramente los granos de café de civeta para no enmascarar las propiedades aromáticas de este extraño proceso. Finalmente se muele en un mortero de piedra para luego infusionar con agua caliente y servirlo sin filtrar, diciendo que esta es la mejor manera de probarlo. Advierten que no se le agregue azúcar, no por el sabor, si no por que no se puede remover pues al no filtrarlo todo el sedimento queda en el fondo de la taza.

El café me encanto, tiene un sabor muy agradable y su acidez es bastante equilibrada, no se si es el mejor del mundo y no pagaría 90 dolares por una taza en ningún restaurante, pero logre comprar 100 gr por 30 dolares y ya encontrare el momento para tomarlo, pero quiero que sepas que si este proceso te parece extraño en Tailandia una empresa llamada Black Ivory lo esta reproduciendo pero con elefantes, así que la búsqueda es un poco mas intensa pues deben escarbar para buscar grano por grano en otras dimensiones.

Pin It on Pinterest

Share This